domingo, 30 de noviembre de 2008

Ceremonia de la Iniciación

Hoy es un gran día -comenzó-.

El "gran día" en que os iniciareis en los más profundos y dulces secretos de la naturaleza...: el conocimiento de vuestro cuerpo; del amor que es capaz de ofeecer y del que se siente en condiciones de recibir...

Es también el día más difícil en la existencia de un ser humano; aquel en el que descubriréis si sois capaces de hacer disfrutar a vuestra pareja, y si ella os hace disfrutar a vosotros de ese don tan preciado que nos han concedido los dioses y que es el placer del amor entre un hombre y una mujer.

-Hizo una larga pausa, en la que recorrió con la vista el grupo, y se le advertía feliz por ellos, orgulloso de ellos, casi tembloroso con ellos-. Mucho es el daño físico y espritual que este día puede causaros. Mucha es la huella, para bien o para mal, que lo que ocurra hoy dejará en vosotros para el resto de vuestras vidas, y grave peligro correríais, si quien os iniciara en estos secretos no os amara lo necesario y no tuviera con vosotros la suficiente paciencia, delicadeza y ternura...

-Extendió la mano y de entre los asistentes se alzaron un grupo de hombres y mujeres; los más acicalados, los más felices; los más nerviosos también-. Por eso es por lo que los dioses de los Fangké dicidieron en el inicio de los tiempos que fuera el padre el que inicara a la hija y la madre la que iniciara al hijo, porque nadie en este mundo será más tierno, paciente y delicado que quien lo engendró, ni nadie tendrá por él más amor que quien le cuidó desde el primer día de su vida...

Los que tenían que conducirles a la vida y enseñarles como desenvolverse en ella, están enseñándoles esta noche lo más importante y los están convirtiendo, después de tantos cuidados, en auténticos hombres y mujeres... -Hizo una pausa y el tono de su voz cambió, se hizo más grave, más imperativo-. Pero a partir de esta noche -continuó- el hombre será hombre, y la mujer, mujer; ya lo sabrá todo y será libre de escoger su camino para siempre... Los dioses maldicen la unión de seres de la misma sangre, que tan sólo engendra seres de sangre enferma... Amanecerá un nuevo día en el que el padre tan sólo podrá ser para siempre padre, y la madre, madre...

¡Y caigan todos los castigos de los cielos sobre quienes ensucien con un pensamiento impuro la Sagrada Ceremonia de la Iniciación...!

Fragmento del libro Marfil, de Alberto Vázquez Figueroa

4 comentarios:

AguaDeRocío dijo...

Espero que cada vez los jovenes se vayan concienciando mas y mas ... que sepan prestarle la atencion necesaria a esa iniciacion que a la vez puede ser la mas bonita de tu vida.

Un achuchon enorme para ti y un besito de mariposa para la tripita

Astrágalo dijo...

La mujer se encuentra principalmente del lado de las raíces ocultas, de la savia, mientras que el hombre encarna los elementos manifestados, el desarrollo exterior. El principio femenino es el de la receptividad y la plasticidad, el que demanda y condensa la fuerza vital, la energía creadora. El principio masculino es el de la actualización de las potencialidades y sus delimitaciones formales. Es así que la función femenina consiste en catalizar la energía de la que es receptáculo y, de este modo, atraer y recibir la forma que es su papel complementario. Mientras que la función masculina consiste en imprimir la forma de las determinaciones normativas, de as que es ejecutante, coagulando el sustrato energético que recibe del polo femenino. Eva es la «viviente», la matriz de las energía vitales. Sin su aportación y su influjo, la obra del hombre es abstracción, artificio, articulación sin vida.

La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron. La verdad brotará de la tierra, y la justicia mirará desde los cielo.

Un besito astragalin.

MARI dijo...

Como dice trianera espero que los jóvenes se vayan cocienciando más ... por cierto aunque no este de ánimos mañana habrá una fiestita en mi blog... pequeña pero con la gente que aprecio porque os lo mereceis...

Porque¿ entra y verás..

angelosa dijo...

Ainsss que no habia pasado a verte, estoy de acuerdo con Aguaderocio lo más bonito es el principio, cuando no sabes muy bien que tienes que hacer, ni que decir.

No se si vas a tener niña o niño pero te dejo unos nombrecillos que a mi me gustas por si te ayudan en tú elección:
NIÑA
ESTELA - GABRIELA - DANIELA - IRENE - ANGELA - MACARENA
NIÑO
ALVARO - DIEGO - HUGO - HECTOR - DANIEL - CARLOS

Un beso fuerte guapa