lunes, 15 de septiembre de 2008

Comienza el curso


Educar es lo mismo

que poner motor a una barca...
hay que medir, pesar, equilibrar...
...y poner todo en marcha.

Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino...
un poco de pirata...
un poco de poeta...
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.

Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia los puertos distantes,
hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.

(Gabriel Celaya)

8 comentarios:

Ligia dijo...

Hermosas y muy reales las palabras de Celaya. Abrazos

Mari dijo...

Kilo y medio de paciencia solo? estas segura? jajajaja!! yo creo que algo más...bastante jajaja!!

Saludos desde las Palmas. Comienza otro curso y el año se nos va...

Dreita dijo...

el retiro te encantara paseate por el paseo del prado y todo eso y sube por la cuesta de moyano que es una calle llena de casetas de libros, es preciosa, y alli hay una de las entradas al retiro, arriba de esa calle (no es muy grande en 1 minuto la as recorrido), como veo que vas a fuencarral jajaja mi zona favorita de compras....si quieres te recomiendo dos tiendas super chulas y que a mi me vuelven loca segun llegas al mercao de fuencarral haciendo esquina al lado de una tienda de velas que tambien es preciosa, hay una tienda chiquitita llena de bolsos super originales, te la recomiendo......otra de las tiendas esta en la calle hortaleza que es la paralela a fuencarral te explico como llegar por si acaso cuando estas en el mercao de fuencarral hay una explanada con mesitas y un sturbuck, en la acera de enfrente hay una callecita pequeñita cogela......y vas a dar a una un poco mas grande bueno pues en esa calle tiras hacia la derecha....la recorres y en la acera de la izquierda hay una tienda que se llama "cascanueces" es de locura te recomiendo que vayas y no es para nada dificil de llegar esta todo junto y muy cerquita te lo digo yo que es mi zona de compras hija jajajaja


bueno pues nada si vas ya me contaras jajaja

besitossssssss

AguaDeRocío dijo...

Me asustais con lo de la paciencia ... sobre todo tu Mari ^^

Almendrón dijo...

Querida Melinda: soy Gabriel. He de decirte que este texto se me ocurrió una linda mañana otoñal al inicio de un nuevo trabajo que tuve durante un curso en la universidad. Se trataba de dar clases particulares a jovencitos de alta clase.
Al final de la primera semana de trabajo...tendrías que haber leído la corrección que hice del texto al que te has referido.
¡Malditos niños-cabr.......!!!

Astrágalo dijo...

Me encanta tu vena poetica.....eres como mi Alba, los niños son su vida, no quiere dejarlos. Pareceis gemelas.

Un abrazo con dulzura.

Catalina dijo...

Hola guapa, que bonitas tus palabras.

Y que miedo!!

Entonces quedamos el domingo y el lunes a comentar...que divertido!!

Velvetina dijo...

Me encanta ese poema, aún más cuando yo soy educadora infantil.
Educar exige constancia, asiduidad, entrega, disgustos y sonrisas compartidas. No admite el desánimo. Es un programa de vida, un marcarse objetivos e ir cumpliéndolos.
Yo educo a bebés desde que nacen hasta los tres años. pero al mismo tiempo ellos me educan a mí.
¡¡¡No lo cambiaría por nada!!!

Un beso

Velvetina