sábado, 4 de julio de 2009

¿De dónde vienen los niños?

Mamá, ¿De dónde vienen los niños?

Primero papá y mamá se quieren mucho, luego papá planta una semillita en mamá y la semillita se hace grande grande y a mamá la barriga se le pone gorda gorda. Y cuando la semillita es grande se convierte en un bebé y mamá lo deja salir.

Cuando el bebe sale de la barriga mamá lo quiere mucho, mamá le da teta, mamá lo lleva al médico para que no se ponga malito, y mamá juega todo el tiempo con con él...

porque a papá lo han abducido unos marcianos y no puede hacer nada.

Permiso de paternidad. un derecho civil, una obligación moral.

10 comentarios:

Catalina dijo...

Pues si, creo que dentro de poco el permiso de paternidad se ampliará a un mes.

Pero, ¿qué pasa con lo autónomos? Si no curran no ganan...

Y también creo que la baja maternal debería ser más amplia como en Holanda, por ejemplo.

Un beso enorme y otro pa mi Victoria.

Cata

Ligia dijo...

Supongo que tendrás la ayuda suficiente por parte del papá, porque en los primeros meses es cuando más se necesita.
Me gusta pensar que los padres piden el permiso a que tienen derecho, para ayudar en sus funciones, no para quedarse mirando como la madre hace el trabajo con el bebé.
Abrazos

Maria Jesús dijo...

Querida Amanda: Estoy haciendo las maletas porque marcho de vacaciones al mar no sin antes despedirme y agradecerte las cariñosas palabras que siempre dejas en mi blog. Espero que tú también estés pasando un feliz verano.
¡Felicidades por tu bebé!

Isamar dijo...

Y lo peor es que esos marcianos son malos, malos, malos...

Tienes razón, te apoyo en tu petición, a ver si lo conseguimos.

Un beso para la nena preciosa, y para su hija también ;)

Velvetina dijo...

Intuyo que el permiso de paternidad os parece demasiado poco a Victoria y a ti. Son demasiados los marcianos que nos abducen con falsas esperanzas ¿verdad?... pero ¿sabes una cosa?, vale más la calidad del tiempo que le dediquéis a vuestra hija que la cantidad del mismo, ¡no lo olvides!.

Aún te esperan muchas sorpresas y con esto no pretendo decepcionarte, ¡pero sí mostrarte las cosas tal y como son!, pues tampoco la vida familiar y la vida laboral están concertadas como una madre desearía. Por cierto, ¿has encontrado ya guardería para mi sobrina?...

Un abrazo

Velvetina

Dreita dijo...

aiiiiiiiiiiiii enhorabuena!!!!jooo cuantas cosas me he perdido en este tiempo...jo m alegro mogoyon x ti de verdad :)

dale un besito a tu peqeñina :)y otro gordito para ti :)


muchas gracias x tus palabras :)

Carlos Alberto dijo...

Hola Melinda,,, primero darte las gracias por tus palabras y de que te acordaras de miii cielo.

Es tu casa puedes preguntarme lo que quieras,,, sera un enorme placer para mi.

Me alegro tambien de que te gusten mis escritos y te parezcan buenos.

Yo lo hago lo mejor que puedo,,, de verdad te lo agradezco mucho.
Eres una gran persona,,, y como madre bueno la mejor jejejeje!

Un besito muy fuerteee y otro para Victoria que ricaaaaaa es.

Hasta pronto. Disfruta del verano.

CARLOS.A

Mari dijo...

Los marcianos son malísimos ufffff... Sobre todo en momentos en que no tenemos paciencia y pareciéra que se nos lleva el alma el diablo si alguien no hace algo a tiempo...

Vendrán días mejores y días peores pero cuando veas la sonrísa de Victoria por un momento todo pasará a un segundo plano...

besitos guapísima y mucho ánimo

Velvetina dijo...

… No soy ningún payaso que por arte de magia pueda colocarse una narizota roja para hacerte reír, pero sí soy alguien que es capaz de escucharte y de comprender tus palabras.

No pienses que esto de la maternidad te ha venido grande, ¡a ver! tus hormonas se encuentran todavía en un baile vertiginoso y tu vida ha cambiado de la noche a la mañana, por lo tanto ¡no tienes que sentirte mal! ¿entendido mami?. ¿Agotada?, ¡es lógico!, una personita llamada Victoria requiere de ti las 24 horas del día. Tú estabas deseando que naciera y ahora ¡no entiendes el por qué estás en ocasiones tan bajas de ánimos! (o por lo menos es lo que me das a entender en tu comentario)… Puede consolarte saber que casi todas las mujeres nos hemos sentido “lloronas” tras dar a luz, y aún sin ser madres no tenemos que convertirnos en unas super mujeres e intentar llevar tooodo p´alante ¿de acuerdo?.

Ya te lo dije, pero te lo repito. Aprovecha cualquier oportunidad para descansar, aunque sea tan sólo para echar una cabezadita de minutos; ¡no te olvides de comer!, y si no te apetece cocinar pues ¡te comes una buena rodaja de sandia fresquita!. Si tus padres están en casa, aprovecha para bajar al bar de la esquina con tu pareja aunque sea a tomarte una cervecita… y no dudes en pedir ayuda si la necesitas, por eso no vas a ser menos que nadie.

No quiero que sea muy crítica contigo misma, porque estás viviendo la experiencia más maravillosa como mujer y si te sientes triste ¡te perderás muchos detalles bellos que merecen la pena disfrutar!...

Así que ¡dibuja una sonrisa en tu cara!, por lo menos al pensar que esta loca llamada Velvetina te comprende, que está aquí para lo que necesites y que te envía un abrazo muy fuerte a través de esta pantallita. ¡Ánimo mami!, Victoria ha tenido mucha suerte contigo ¡que lo sepas!.

Velvetina

Mónica Arroyo Parra dijo...

hay una canción de Manu Chao que se llama Infinita Tristeza, la nena le pregunta a la mamá, y que tienen que hacer el padre y la madre para tener un niño?...ella dice...solo quererse....