jueves, 10 de febrero de 2011

Dedicatoria de San Valentín

Estoy tan a gusto aquí contigo
que no me cambio por ningún hombre del mundo,

y no me importa si allí fuera llueve o hace solecito.
Es que estoy tan contento de abrazarte

que ya no quiero mirar ningún paisaje

si no se ve desde aquí
metío
dentro de tu abrazo,
dentro de tu abrazo.
Empiezo a ima
ginar cómo poder parar
ése reloj que no para de hacer tic-ta
c
para poder congelar el tiempo
aquí a tu lado.
Y empiezo a recorrer el mapa de tu piel,
y hay tantas fuentes que en todas quiero beber,
porque no quiero perderme un sorbo de tu cuerpo.

Es que aquí dentro se está tan bien.

Que no soy capaz de imaginarme sin ti,

que tengo el corazón bebiendo los vientos por ti.
Yo soy un pirata y tú tienes el mapa de mi tesoro
y no me cambio por nadie, yo me quedo contigo,
que no hay un sitio donde yo esté más a gusto

que durmiendo en tu ombligo.


"Durmiendo en tu ombligo". El Arrebato y Vanesa Martín.




5 comentarios:

Ligia dijo...

Qué linda tu dedicatoria por San Valentín! Abrazos

María José dijo...

Mola más "la contradicción"!

Velvetina dijo...

¡Ays!... ¿por qué San Valentín se tiene que celebrar tan sólo un día al año?, ¡si el Amor es el motor más fuerte que nos hace funcionar con más ganas en esta Vida!.

Yo no me creo que esta fecha sea un invento comercial, ni tampoco me creo que haya que esperarla para decir un Te Quiero… Reconozco que no necesito de este día porque, enamorada hasta las trancas como lo estoy, cualquier día me viene bien para leer o para sentir como mía una dedicatoria como esta.

¡Feliz San Valentín!, hoy, mañana y siempre.

Un fuerte abrazo

Velvetina

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Me alegro de que estés tan enamorada,Melinda. Sigue así

Carlos Alberto dijo...

Muy bella dedicatoria, espero que disfrutes mucho hoy este día. Un besito muy fuerte.