miércoles, 28 de septiembre de 2011

Árbol de la vida

Ve a caminar. Sonríe a tu
amigo. Haz tu árbol familiar. Cuenta
las estrellas. Mira a los que amas. Llama
a tus amigos por teléfono. Dile a alguien
"te quiero mucho". Habla con Dios. Sé un niño otra
vez. Salta a la comba. Borra la palabra "rencor". Di
que sí. Ríete. Lee un bune libro. Pide ayuda, corre. Cumple
tus promesas. Canta una canción. Anota los cumpleaños. Ayuda a
un enfermo. Salta para divertirte. Cambia de peinado. Sé voluntarioso.
Piensa. Devuelve un favor. Termina un proyecto. Rompe un mal hábito.
Date un baño de espuma. Haz una lista de las cosas que te hacen mejor.
Relájate. Haz feliz a alguien. Queda con amigos. Escribe un bello poema.
Visita a un hermano. Sueña despierto. Apaga la televisión y habla. Permítete
una equivocación. Devuelve una amabilidad. Escucha a los grillos. Da gracias.
a Dios por el sol. Acepta un cumplido. Perdónate. Deja que alguien te cuide.
Muestra tu felicidad. Aprende algo que siempre quisiste. Tócate la punta de
los pies. Mira una flor con atención. No digas "no puedo" por un día. Canta
en la ducha. Vive cad minuto de la mano de Dios. Empieza una tradición
familiar. Haz un picnic en casa. Por un día, no te preocupes. Experimenta
las alegrías de las pequeñas cosas. Ayuda a un anciano de tu barrio.
Anima a un amigo. Mira fotos viejas. Escucha a un amigo. Imagina
las olas de la playa. Juega con tu mascota. Permítete brillar.
Date una palmada en la espalda. Grita
por tu equipo favorito.
Pinta un cuadro.
Saluda a
un nuevo
vecino.
Haz un
pequeño
cambio.
Haz que
alguien
se sienta
bienvenido.
Permite
que alguien te ayude.
Hazte un regalo. No estás solo.



Os propongo que hagais todo esto. No de golpe, despacito, sin prisas, tachando todo lo que consigais. Yo lo voy a hacer. Ya os diré como me va. Suerte.


2 comentarios:

Ligia dijo...

Un árbol lleno de buenos propósitos. Te diré que no me he olvidado de tu encargo, pero no veo tu correo en el perfil para decirte algo. Si quieres, hazme unas letritas al correo que yo tengo en mi blog, y te contesto. Abrazos

Velvetina dijo...

Va a ser que yo ¡ya estoy plantando una semilla para otro árbol nuevo!... Leyendo esta maravillosa lista, ¡me he dado cuenta de que tengo muchos detalles tachados! (he mirado a los que amo, le leído un buen libro, he devuelto un favor… ¿y cómo se llama esa palabra que tenía que olvidar?).

Pero, como bien dices, debemos ir tachándolos poquito a poco para que, cuando menos nos demos cuenta, nuestro propio árbol de la Vida se muestre en una perenne frondosidad.

Un abrazo achuchaíto

Velvetina